educacion-del-futuro-universidad-tu-pc-L-ebTCFY[1]

EL PODER OCULTO

educacion-del-futuro-universidad-tu-pc-L-ebTCFY[1]Menos es más, me dijo una vez alguien, siempre buscando soluciones imposibles, para problemas sencillos, cuando la verdadera capacidad de alcanzar nuestros sueños, tal vez sea mucho más simple.

Teresa Perales, es la deportista española, con más medallas en una cita paralímpica, con un total de 22 (6 de oro, 6 de plata y 10 de bronce), curiosamente el mismo número que tiene el estadounidense Michael Phelps, en una reciente entrevista para un programa televisivo, afirmaba que el secreto de su éxito, era imaginarse en su casa ganando las carreras, imaginarse mientras entrenaba ganando las carreras y finalmente seguid imaginando que gana mientras compite, hasta que llega a la meta.

Ya afirmaba Albert Einstein, que la fuerza más poderosa del universo es la imaginación, ¿era una broma? o ¿era literal?, y si todo lo que necesitamos para alcanzar nuestros sueños, solo exige de nosotros imaginarlo, y si las personas de éxito conocen y aplican esta verdad, … y si John Lennon, con su canción Imagine, también lo sabía, … y si fuese el secreto mejor guardado, …y esta tan cerca de nosotros poder usarlo.

Resguardaros de los aguafiestas, y no compartáis este secreto, sino a quien lo merece, porque sino habrá quien niegue su verdad y os haga creer en la suya.

Hace unos días, mi hijo que esta pasando por la etapa de cambiar cromos, fue un día sin ningún cromo al colegio, me sorprendió, así que en mi curiosidad le pregunté el motivo, me dijo que quiero cambiar un cromo por nada. Mi hija que había escuchado la conversación, salto como un resorte, eso es imposible …, pare en seguida a mi hija y con todo el amor de mi corazón le explique que no hay nada imposible, salvo aquello que ella pensara que era imposible, si tu hermano cree que es posible, y lo puede imaginar, es que lo es. Gracias a que mis hijos aún son pequeños y creen en su padre, salieron convencidos con mi argumentación. Por supuesto mi hijo cuando fui a recogerlo tenía no uno, sino dos cromos, obtenidos a cambio de nada. Sin saberlo mi hijo lo había hecho todo bien, lo había imaginado y había actuado en consecuencia, con la certeza del resultado, y sin la posibilidad de dar marcha atrás, no podía volver a casa a por los cromos.

Ahora que sabéis este secreto, ponedlo en practica, no lo contéis, no dejéis que os digan que no funciona, haced como le dijo el marinero al Conde Arnaldos, la mañana de San Juan, yo solo digo esta canción a quien conmigo va. Imaginada con valentía todo lo que queráis, Vale?

Por Angel Ortuño
especialista en recursos financieros
Colaborador Neurocoherencia

6 comentarios
  1. Silvia
    Silvia Dice:

    Buenos días!!

    Totalmente de acuerdo contigo y el poder de hacer realidad a través de la imaginación cualquier cosa, situación….. que te imagines, no hay nada imposible, como muy bien le dijiste a tu hija

    Un abrazo

    Responder
  2. Sara
    Sara Dice:

    ¡Qué razón tienes Ángel!

    ¡Qué suerte tienen tus hijos! El problema es que a la mayoría de nosotros nos quitaron ese pensamiento de que podíamos lograr cualquier cosa que imaginásemos. Pero todo es retornable.

    ¡Viva la imaginación! ¡Imaginación al poder!

    Gracias por recordárnoslo.

    Un beso,
    Sara

    Responder
  3. Víctor
    Víctor Dice:

    Soy padre de mellizos. Ya tienen seis años y hace dos años, aproximadamente, decidí cambiar mi paradigma. Desde ese instante descubrí que mis hijos son mis mayores maestros. No hay día que no me hagan ver lo equivocado que estaba/estoy cada vez que me dejo llevar por mis prejuicios o por intentar ser fiel a esa “conducta impuesta” por el sistema en el que nos encontramos profundamente inmersos. Me enseñan cómo hacer las cosas de manera fácil y sencilla, sin “salidas de perola”, sin líos gratuitos añadidos y, además, lo hacen sin desistir en su empeño, pues mis “tendencias adquiridas” a repetir ciertos patrones hacen que hierre sistemáticamente y ellos están ahí para recordármelo con una sonrisa pícara y cómplice.

    Gracias Ángel, gracias Óscar. Gracias por acercarnos y mostrarnos una realidad que, a veces, no sabemos ver, esa en la que estamos junto a los mayores conseguidores del mundo… nuestros hijos y que no siempre estamos dispuestos a verla.

    Un abrazote grandote

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.